Hace un par de semanas viví una experiencia que fue algo muy parecido a una pesadilla, Martín tuvo gripe, pero no fue como cuando una tenia gripe y se quedaba en cama y mamá te daba sopa de pollo, nooooo! Todo comenzó con que me dio gripe a mi primero y entre que yo estaba muriendo lentamente a los tres días el bebé entro en cuadro gripal tambien, mocos, tos y todo el show. En las noches se despertaba ahogándose llorando por no poder respirar o la misma tos lo respetaba. Yo sin poder pegar un ojo y sintiéndome como si me hubiese atropellado un carro.

Como es un bebé tan chiquito no le puedes dar nada, así que comencé a preguntar a amigas, leer libros he informarme que era lo mejor para esto y se los comparto por si les toca experiencia.

Para los mocos unas gotas de solución salina le ayudaba a aflojarlos y luego con la perita de goma los succionaba, esto lo repetía un par de veces en la noche para que pudiese respirara y durante en día antes de amamantar para que pudiese comer y no se agora.

Cuando Alejo y yo nos duchábamos lo metía al cuarto de baño para que se respirara el vapor y esto lo ayudara a liberar las vías respiratorias.

Compre BabyRub (Es como en Vick VapoRub pero para bebes, nunca uses el normal en bebes ya que es muy peligroso) y le colocaba un poco en la planta de los pies y ponía medias, como contiene eucalipto ayudaba un poco con el tema de la tos.

Y mucha paciencia, amor y más paciencia, a mi el lo particular me daba mucha angustia verlo malito y no poder hacer más nada pero al final ellos necesitan curarse de estos virus solos para ir creando un sistema inmunológico el cual los defenderá más adelante a lo largo de su vida. Salen fortalecidos de esto!